Mentiras con patas cortas en la redacción de los CV

Por Luciana Taborda

La consultora internacional, Hill & Associates, publicó los resultados de una investigación que da cuenta de los engaños más comunes en los Currículum de candidatos a ofertas laborales. Las más frecuentes corresponden a inventar experiencia en puestos similares, aunque también se suele recurrir a citar referencias en empresas inexistentes. Por otro lado, los jóvenes son quienes se ven más tentados a estas prácticas fraudulentas a la hora de presentarse en una búsqueda laboral.

No es novedad que los candidatos a un puesto de trabajo “maquillen” su CV con algunos datos que no son del todo ciertos. Lo que resulta sorprendente son las cifras que fueron sistematizadas en una infografía publicada por Hill & Associates, en el periódico The Economic Times. El top de mentiras laborales lo ocupa, en primer lugar, las referencias a compañías inexistentes; secundada por la presentación de documentos falsos y la prolongación del período trabajado en el puesto anterior. Además, el 64% miente en su experiencia, el 13% en su nivel educativo alcanzado, el 16.7% en su retroalimentación negativa y 4.8% en su dirección.

Las empresas, por su parte, realizan un importante proceso de revisión y chequeo de datos, que va desde la búsqueda en Google de nombres de lugares de trabajo mencionados; hasta el desembarco en las redes sociales que frecuenta el candidato. Es que, en tiempos en los que todo se encuentra en el ciber espacio, las mentiras tienen patas cortas. De hecho, más del 80% de los empleadores se percata de las tergiversaciones en los CV; el 85% elimina al candidato del proceso de selección cuando comprueba que los documentos son falsos y el 77% cuando descubre problemas éticos relacionados a su empleo anterior.

En este sentido, la compañía estadounidense de reclutamiento TalentWise aseguró que los candidatos de entre 18 y 34 años caen con mayor frecuencia en la tentación de mentir en el CV para conseguir trabajo. Mientras que en los profesionales de más de 50 años  estas prácticas decrecen considerablemente. Este informe afirma que es más probable que los más jóvenes carezcan de experiencia y habilidades requeridas para el puesto; y a eso se suma la creencia de que “adornar” un poco no es malo. El problema surge cuando esas aptitudes tergiversadas terminan contrastándose con la escasa capacidad para resolver un desafío real, una vez que ya se consiguió el puesto.

El autor Hans Friedrich explica en su libro Afrontar con éxito las entrevistas de trabajo que la falsa creencia de que nadie corrobora los currículum da pie a falsificar información, desde pequeñas y casi imperceptibles modificaciones hasta mentiras en datos personales, mucho más fáciles de chequear.

Sin embargo, las personas que tienen a su cargo la contratación de empleados ya están acostumbradas a estos engaños y saben detectarlos casi con facilidad. Laszlo Bock, el vicepresidente senior de recursos humanos de Google asegura que recibe más de 50.000 CV a la semana y que personalmente ya ha revisado más de 20.000 en toda su carrera; por lo que cuenta con el training necesario para develar fraudes y en base a ello seleccionar o descartar candidatos.

De este modo, antes que perder tiempo ideando una mentira creíble es preferible pensar cómo compensar los puntos débiles del CV con aquellos aspectos para los cuales cada uno resulta bueno. Y así evitar que el empleador descarte su ofrecimiento de antemano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s