ADAPTACIÓN: una competencia imprescindible

Por: Valeria Betiana Flores

Todos, nos encontramos viviendo una época en la que el riesgo y la inestabilidad se han convertido en moneda corriente. La combinación entre globalización y las nuevas tecnologías es un motor que convulsiona la organización, sus colaboradores y el entorno empresarial. Toda esta incertidumbre plantea un gran desafío para la elaboración de estrategias por parte de éstos.

El objetivo de la mayoría de las estrategias que todos persiguen, es construir una ventaja competitiva, haciendo frente al entorno dinámico y complejo que les rodea.

Este artículo pretende proporcionarte información para que, partiendo de lo individual a lo colectivo, del trabajador a la compañía, puedas definir cuál será la estrategia que utilices para obtener tu ventaja competitiva.

El desarrollo de este artículo aborda esta competencia imprescindible, la adaptabilidad ya sea individual o colectiva. Una definición de adaptación planteada por el RAE es: “adquisición de lo necesario para acomodarse mental y físicamente a diversas circunstancias”.

Si la llevamos al día a día de nuestro ámbito laboral, diremos que adaptación es cómo las personas que trabajan dentro de las organizaciones se ven exigidas a responder con rapidez y con habilidad a diferentes situaciones planteadas.

Consecuentemente, de acuerdo a cómo se acomoden éstas personas a las diversas circunstancias, será cómo se amolde o adapte la estructura organizativa a los cambios constantes del medio. La suma de los comportamientos individuales hacen al comportamiento colectivo.

Entonces, ¿Por qué se disocia “Organización” de “Colaboradores”?

Al hablar de las organizaciones no sólo hablamos de sus dueños, sino de todos los que forman parte de ella. Organización hace referencia a un sistema social integrado por individuos y grupos que, bajo una determinada estructura y dentro de un contexto, al que controlan parcialmente, desarrollan actividades aplicando recursos en pos de ciertos valores comunes.

Las organizaciones tienen una identidad conformada por su misión, visión, valores, objetivos y utiliza recursos materiales, financieros, técnicos, administrativos, tecnológicos y humanos, para alcanzarla.

Hoy, necesitan ser lo más adaptable posible para responder positivamente a los cambios constantes generados por el contexto. Esta alta capacidad de adaptación será clave para que la compañía pueda satisfacer sus necesidades, permanecer en el tiempo y crecer.

Desde el lado de los colaboradores, la alta adaptabilidad que requieren hoy, hace alusión a la capacidad de modificar su propia conducta para alcanzar determinados objetivos cuando surgen obstáculos, nuevas circunstancias o cambios en el medio. Se asocia a la versatilidad del comportamiento de las personas, para adaptarse a distintos entornos, medios y otras personas, de manera rápida y adecuada.

Suma a la adaptabilidad ser flexible, la flexibilidad, es la capacidad para cambiar creencias y formas de interpretar la realidad. Apelando a la autoevaluación crítica y constructiva, tanto de individuos como organizaciones.

De esta manera, podemos concluir remarcando la importancia de la adaptabilidad en nuestra vida laboral en general y en nuestra vida individual en particular.

A manera de cierre les traigo una frase de Charles Darwin “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s