Todo Comunica

Por Vanesa Brombin

“Todo comunica”. Axioma más que cierto. No hace más que tomarnos un minuto para observar a una persona y ver que detrás de su postura, su expresión facial, su mirada, la forma en que mueve las manos, nos está transmitiendo diferentes señales que podemos interpretar de diversas manera, consciente o inconscientemente.

Por lo tanto, no creen que si esto es así, quizá deberíamos prestarle más atención a nuestra comunicación?

Este tema en el ámbito organizacional está vinculado a lo que se conoce como “imagen corporativa”, es decir, aquellos valores que una empresa desea que sus públicos (internos, externos, etc.) le asocien.

No obstante, aún no está al alcance de nuestras manos una fórmula mágica para reflejar y comunicar dicha imagen de manera instantánea. Es en la suma de pequeños mensajes  donde nuestros destinatarios nos conocen.

De aquí deviene la necesidad de que las empresas planifiquen el modo de llevar a cabo sus acciones, intentando ofrecer un mensaje homogéneo, que evite la distorsión de la imagen que quieren comunicar.

O acaso, por ejemplo, ¿No sería ilógico que una empresa que hace alarde su calidad de atención tenga en su recepción a personas poco empáticas con el cliente?

Para evitar caer en este tipo de contradicción, es preciso controlar los siguientes puntos:

1) Tratar de evitar mensajes diferentes

Debemos controlar todas las aristas de nuestra empresa o emprendimiento, con el fin de eliminar la posibilidad de emisión de mensajes involuntarios que pueden resultar incongruentes con la imagen que queremos proyectar.

La solución puede hallarse en el planteamiento de un “plan de comunicación” que trabaje desde el modo de atender a los clientes hasta la identidad gráfica con la que nos diferenciaremos.

2) Entender que no sólo es importante controlar la comunicación que sale hace afuera

La comunicación interna es una herramienta clave dentro de las organizaciones, independientemente de su tamaño.

Los empleados se han convertido en los principales portavoces y difusores de la imagen de la compañía en la que trabajan. Por este motivo, mantener una comunicación fluida y permanente con ellos es de gran importancia para el desarrollo empresarial y la mejora continua.

Lograr un clima de implicación e integración de las personas en sus propias corporaciones, incrementando su motivación y sentimiento de pertenencia, es el principal objetivo de la comunicación interna.

Diversos estudios han demostrado que si los trabajadores se sienten a gusto, su rendimiento y su productividad son mayores, lo que tiene una repercusión directa en la rentabilidad de la compañía. Los expertos afirman que un clima laboral ideal es aquel en el que se fomenta el intercambio de opiniones y el diálogo.

Además, debemos tener presente que puede resultar muy eficaz en momentos clave,reduciendo la incertidumbre y frenando la posible difusión de rumores que pueden llegar dañar su imagen de modo irreparable.

Ahora bien, es tiempo de que pongas bajo la lupa estas cuestiones en tu empresa o emprendimiento. No olvides que podemos asesorarte, no siempre es fácil concretar estos lineamientos. Si necesitas ayuda, sólo tienes que contactarnos para guiarte hacia la ruta correcta.


2 thoughts on “Todo Comunica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s