LAS RELACIONES LABORALES son RELACIONES HUMANAS

Por: Alfredo Guillermo Della Puppa

Las relaciones interpersonales en el trabajo, constituyen un papel crítico en cualquier organización. Aunque la mejora en la calidad de las relaciones interpersonales en sí no bastan para incrementar la productividad, sí pueden contribuir significativamente a ella, para bien o para mal.

El puesto de trabajo que cada uno desempeña, está formado por varias tareas. En el desarrollo de las mismas, hay muchos factores que afectan directamente en nuestro rendimiento. El entorno, la organización y las características personales de cada uno también influyen en nuestro rendimiento y en síntesis en el rendimiento que la organización espera de sus trabajadores.

¿Cómo mejorar las relaciones interpersonales de nuestra compañía?

La verdad que si tuviera la respuesta a esta altura sería un gran gurú del MUNDO del TRABAJO. Sin embargo, ensayaremos algunos caminos posibles. El interés por el trabajo, la motivación, el placer de hacer las cosas bien, el fortalecimiento de la identidad profesional, entre otros; está avalada por lo que nuestros cercanos en el mundo del trabajo ven, dicen y comentan.

El comportamiento habitual, visto desde fuera, hace la noción de costumbre, pero visto desde dentro, hace referencia a las disposiciones interiores de cada sujeto, es decir, a la noción decarácter. El carácter es una construcción personal y colectiva que se desarrolla desde antes de nacer, donde nuestros referentes (padres, hermanos, docentes, compañeros de clases) van mellando ese carácter que supimos conseguir. Diferentes grupos de edad, de sexo, de nivel de índice socioeconómico, de instrucción, los diferentes roles ocupacionales y las situaciones laborales de ocupados, subocupados y/o desempleados que hayamos vivido, van configurando nuestro carácter.

Y cada uno, ha ido configurando su carácter con muy disímiles experiencias.

Entender esto, puede hacernos ver que cada uno tiene una modalidad diferente de afrontar situaciones. Ahora bien, de qué sirve esto para mejorar las relaciones interpersonales en el trabajo. Ante este panorama partimos de la concepción que cada uno de los actores que tenemos en la compañía, tiene diferentes caracteres, por lo tanto diferentes visiones del mundo y de cómo resolver ese obstáculo que se nos presenta.

El primer paso que debe dar el promotor de un ambiente ameno y cordial de trabajo, es conocer esto, y trasmitirlo esencialmente en el cuerpo de trabajadores de la compañía. Conseguir unidad es difícil, puesto que en una compañía con muchos trabajadores hay gente más o menos comprometida.

lasrelaciones2Sin embargo, para conseguir unidad un elemento importante es el espacio para reuniones. Desde la conducción de la compañía, se deben proponer espacios de encuentro para comentar abiertamente distintas opiniones o directrices pautadas. Todo ello, sin pensar que es unapérdida de tiempo, más aún es ganar en consenso y compromiso con la tarea a realizar.

La posibilidad de proponer resoluciones a los diferentes conflictos, el ser escuchados en esas propuestas y que logren llevarse a la práctica, da luz que la construcción colectiva en el trabajo es una realidad. Realidad que potencia y mejora el interés por el trabajo, la motivación, el placer de hacer las cosas bien y el fortalecimiento de la identidad personal y profesional de cada uno.

Parece difícil, pero es simple, el paradigma de modelo de trabajo es solo un paradigma, y podemos construir en nuestra organización un modelo diferente que logre estos u otros objetivos, tan sólo es cuestión de atreverse.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s