Fin de las vacaciones, Regreso Ligth

Ya pasó una semana, quince o veinte días, seguramente los más esperados, estamos hablando de las vacaciones. El momento de descanso es de gran expectativa, pero el gran problema se nos genera cuando terminan y debemos volver a la rutina del trabajo, para muchas personas puede ser algo angustiante éste regreso, aquí daremos algunos tips para que no sea tan malo en nuestro bienestar mental.

Por José Manuel Ferrero 

Un cambio brusco en la rutina de relajación puede borrar el efecto de descanso que nos dejó las vacaciones. Es por esto que se recomiendan unas 24 horas para adaptarnos, no es recomendable llegar de vacaciones e inmediatamente ponerse a trabajar. Según psicólogos se estima que para que el cuerpo y mente se adapten se necesita de al menos un día para acomodarnos a la rutina de la casa de la ciudad y del ritmo laboral.

Puede ser algo complicado, pero si nos convencemos que el regreso será pesado el mismo así será para nosotros. Debemos predisponernos positivamente y pensar que el trabajo fue lo que nos ayudó a poder tomarnos éstas vacaciones, de ésta manera pensaremos que las obligaciones laborales no son obstáculos sino medios para ayudarnos a disfrutar la vida.

Algo que nos ayudará mucho es retomar la comunicación con los compañeros, una buena comunicación con nuestros pares hará más fácil la transición los primeros días. Es importante estructurar una agenda alrededor de objetivos concretos, realizar reuniones y decisiones laborales más importantes para la segunda semana de regreso.

Como nuestra concentración puede demorar en adaptarse, es importante usar ayuda memorias para las tareas más importantes ya con el avance de los días nos iremos acomodándonos. Sabiendo que se viene de una falta total de rutinas, es aconsejable no trabajar de lleno en la rutina laboral. Es importante tomarnos recreos en el trabajo para tomar un café o realizar charlas con los compañeros.

Podemos agregar nuevos hábitos a nuestro estilo de vida, buscar actividades que nos gustaba hacer en las vacaciones y sumarla a nuestras rutinas diarias para así no sentirse tan lejos de las vacaciones, realizar alguna actividad física o paseos a la salida del trabajo ayuda a que se mantenga en nosotros el efecto de las vacaciones.

Bienvenidos, vamos a trabajar ……..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s