4 CLAVES que te beneficiarán en una Entrevista de Trabajo

Por: Vanesa Andrea Lucarelli

Cuando vas a una entrevista laboral ¿Te preparas previamente? Toda situación de entrevista suele generar cierta ansiedad en el postulante y demuestra marcados  grados de diferencia: desde una ansiedad leve, moderada o alta. Al igual que tantas otras situaciones en la vida que también nos generan distintos grados de ansiedad (dependiendo de las características de cada uno), como ser un examen universitario, las exposiciones ante un público, una primera cita con una persona importante, entre otras.

Cuando nos llaman y nos citan a una entrevista laboral implica que el primer paso ha sido logrado: la revisión del CV de parte del reclutador y su posterior elección. En este momento de algún modo, ya hemos sido elegidos. Pero esto no es todo, aun queda un momento posterior muy importante: la entrevista propiamente dicha.

Seguramente veníamos en acción, desde la búsqueda laboral, la elaboración del CV, su revisión y actualización, el envío del mismo y la postulación a la vacante laboral. Hasta aquí podemos decir que hemos estado activos (o al menos lo hemos intentado). Luego, el llamado para la cita de la entrevista suele despertarnos diversas emociones: alegrías, ansiedad, sentimientos de esperanza, ciertos miedos o bloqueos, entre otros. Lo importante a partir de ese llamado tan esperado, es prepararnos, seguir en acción, en movimiento, ser muy activos. ¿Por qué? Porque suele ocurrir que en ese momento bajemos los “niveles de acción” y solo queda esperar con ansias el día y hora de la cita laboral. Y es aquí donde se produce uno de los grandes errores: quedar inactivos y a la espera. No debemos esperar nada, son los reclutadores los que van a esperar a los candidatos elegidos, pero no esperan sentados, se preparan previamente para cada entrevista. Es así como el postulante de igual modo debe prepararse y seguir en acción.

Te dejo algunos tips que pueden ayudarte en esa preparación:

  • Información del lugar. Aquí debes informarte sobre cuáles son los objetivos principales con los que trabaja la empresa/organización/institución, cual es su misión, cuáles son sus valores, donde está ubicada exactamente, si trabajan con un estilo formal o informal en cuanto a la vestimenta, quien es el dueño y responsable. Obtener esta información te proporcionará datos relevantes que podrán ayudarte a la hora de responder algunas preguntas, te permitirá llegar a horario y presentarte uniformado de una manera cómoda.entrevistavane1
  • Revisión de tu CV. Sucede en algunas situaciones de entrevista que el selector realiza preguntas especificas que informa el CV y el entrevistado no recuerda qué información puso y cuál no. Ante esto, el postulante comienza a “titubear”, trata de disimular su falta de memoria y su rendimiento en la entrevista disminuye. Si revisas previamente tu CV y te lo aprendes como el abc, tu nivel de ansiedad disminuirá, tu seguridad aumentará y el rendimiento será más alto.
  • Planteamiento de posibles preguntas de entrevista y posibles respuestas. Si te pones en el trabajo de pensar cuáles podrían ser las preguntas que te harían (viendo video tutoriales, hablando con personas que hayan pasado por varias situaciones de entrevista, recordando tus propias experiencias de entrevistas anteriores), te resultará más accesible la búsqueda en tu mente en cuanto a las respuestas que puedas elaborar. Y aun si quieres sumar más en este punto, podrías generar un listado de todas aquellas posibles preguntas, siempre teniendo en cuenta tu CV, y experiencias, propias y ajenas.
  • Ensayo/Entrenamiento: luego de haberte informado del lugar al cual te vas a presentar como entrevistado, de haber revisado, actualizado y aprendido tu CV y luego de haber elaborado el listado de posibles preguntas de entrevista, llega el momento de que ensayes. Podrías situarte frente a un espejo, presentarte y responder a las posibles preguntas que has elaborado. Esto te permitirá verte en la situación: observa cuáles son tus gestos, que cara manifiestas al hablar, si eres muy estático y rígido, si tomas una postura equilibrada o si exageras en ademanes. Claro que este ejercicio lo puedes realizar con alguna persona de tu entorno o alguien que tú elijas y te sientas cómodo. Si es así, aprovecha y pídele un feedback, siempre son útiles y necesarios en el desarrollo como personas.

¡Listo! Ya puedes sentirte más preparado, toma estos consejos y recuerda tener actitud, ser amable y honesto, tampoco exageres, solo muestra la mejor versión de ti.

Una entrevista de trabajo es una oportunidad de brillar, de mostrarte y que te elijan. De todas maneras si no eres elegido en esa entrevista laboral, piensa que existen otras oportunidades. Toda entrevista de trabajo es un momento de aprendizaje, es una experiencia, más allá si resultas elegido o no, la experiencia de haber transitado esa entrevista es solo tuya. Aprovéchala para las entrevistas que sigan en tu camino.

Ahora si ¿Preparados? ¿Listos? Acción: “Cuéntanos sobre tu experiencia laboral”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s