Innovation is the new black

Por: André Flores

Vivimos en una época bastante curiosa. Los países están sumergidos de una manera u otra en una serie de crisis ( económica, de confianza, de identidad, etc..) y uno de los mantras más repetidos es que “es preciso innovar para salir de este momento” o sea, la innovación es la nueva prenda de vestir que no puede faltar en el armario de las empresas. Pero, cuando vamos a el mundo de la práctica, la innovación aun es vista como un costo y no como una inversión, y la gran mayoría de las empresas ve la práctica de la innovación como algo superfluo que debe ser cortado en un momento como el actual.

Enfocar la mirada a su core business y extraer de él el máximo de eficiencia es siempre una alternativa válida y debe ser una práctica constante en el mundo empresarial. Pero analizando la actual situación, la frase que parece tener más sentido es aquella supuestamente atribuida a Einstein, que “demencia es continuar haciendo siempre la misma cosa y esperar resultados distintos”. Ahora, si su práctica actual no consiguió dar una respuesta positiva a la situación actual,

¿no sería tiempo de cambiarla?

Innovar debería ser una práctica constante, y no apenas en tiempos de crisis. Fue ese uno de los grandes triunfos del mítico Jack Welch en la GE. Heredó una empresa sólida, con un alto valor de mercado y ganancias más que satisfactorias, y la transformó en un Coloso. Todo eso a través de un programa bien ajustado, que envolvía, estrategia, liderazgo y (increíblemente) innovación.

Una de las practicas más exitosas de Welch fue la introducción de una ( simple, mas no simplona) caja de ideas. Haciendo con que sus colaboradores participasen del proceso de innovación con nuevas ideas y sugerencias.

Si su empresa nunca innovó en los momentos de tranquilidad, tal vez sea hora de buscar nuevos caminos, de arriesgar, de invertir su tiempo y el de su empresa en encontrar alternativas que puedan agregar valor a sus procesos, productos y servicios.

Puede parecer increíble, más la innovación va a pasar si usted sólo habla de ella. Ella no es una palabra mágica, y no es un fin en si mismo. Es una herramienta para un futuro mejor. Nuestra creencia sigue inamovible de que solamente la innovación puede retirarnos de este momento de crisis y brindarnos empresas más competitivas con mejores resultados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s