Nos llaman MILLENNIALS

Por: Álvaro Polo


Sociedad de la Información, Sociedad del Riesgo, Sociedad Red, Sociedad Líquida, Ciudad Global… Muchas son las teorías que intentan explicar la realidad social en la que vivimos y cómo esta se transforma, incluyendo el ámbito laboral.

Que la sociedad cambie y se configure de una forma u otra implica que también lo hagan las personas que la conforman a través de las generaciones. Se habla mucho de ellas (los BabyBoomers, Generación X, Millennials, Generación Z…), en parte por su coexistencia cada vez mayor en el lugar de trabajo, de sus valores y rasgos esenciales y de cómo estas son reflejos de los cambios sociales.

Hemos llegado a un nuevo escenario que aún sigue en cambio constante. En los últimos años, el camino ha cambiado hacia la economía creativa, nuevas profesiones, el aumento de la actitud emprendedora y la nueva fuerza colectiva, configurando un nuevo e inédito escenario dentro del mundo laboral a nivel global. Esto se ha dado con la llegada al mercado laboral de las nuevas generaciones y sin que aún estas hayan ocupado toda la fuerza de trabajo mundial.

En este nuevo escenario los canales de información se han diversificado, cambiando las pautas de relación y comunicación entre las personas y con los diferentes poderes. Se ha hecho más fácil el acceso a fuentes informales de información. Esta tendencia ya está cambiando la forma en la que se concebía la educación y la formación hasta hoy, permitiéndonos aprender desde nuestros dispositivos digitales cualquier materia en casi cualquier plataforma del mundo en lugar de, por ejemplo, simplemente elegir una carrera.

Y sí, es cierto, las nuevas generaciones somos impacientes y ansiosas pero es por la velocidad a la que nos conectamos al mundo desde que nacemos y eso marca nuestras pautas de relaciones laborales. Nos sentimos autónomos y nos encanta la idea de colaborar y crear colectivamente. Podemos cambiar de dirección rápidamente y con desapego.

Es un tiempo nuevo donde el éxito profesional viene asociado a la satisfacción y el placer del logro y no únicamente al beneficio económico. Se trata de unir pasión y trabajo.

Nos motivan los proyectos a corto plazo y no concebimos trabajar con las tradicionales relaciones jerárquicas, siendo la horizontalidad y las relaciones transversales las que conforman nuestro ecosistema de trabajo óptimo, donde exista igualdad y respeto mutuo entre generaciones y de las que podamos aprender. Necesitamos un feedback constante y el reconocimiento de nuestros esfuerzos.

Así, nos dirigimos a un mundo cada vez más abierto, un mundo beta donde las nuevas generaciones nos adentramos en proyectos que evolucionan, para crecer con ellos y adquirir continuamente nuevas habilidades. La movilidad, los espacios de trabajo compartidos, el trabajo desde casa o la posibilidad de administrar los propios horarios hacen que el trabajo esté en todas partes a todas horas, pero no lo concebimos como trabajo. Todo esto hace indicar que la flexibilidad es el camino a seguir.

Ya lo sé, todo esto hay que verlo con perspectiva e incluso puede que se abuse del término Millennial y que no responda más que a otra etiqueta social más. Pero ya estamos en un nuevo escenario, es una nueva realidad social y las empresas que no la conciban perderán valor. Nunca antes se dio un contexto como este en el que fuera tan fácil practicar el inconformismo, crecer continuamente y ser feliz con lo que hacemos, y esa es una oportunidad que no deberíamos perder.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

2 thoughts on “Nos llaman MILLENNIALS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s