Responsabilidad Social Corporativa (RSC) : un arma de doble filo

Por: David Lopera

A estas alturas es posible que hayas oído hablar mucho sobre la Responsabilidad Social Corporativa, (la famosa RSC), o sobre la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), y que aún no tengas claro qué es, de dónde viene este concepto, por qué ha de ser importante para tu idea de negocio o cuáles son sus ventajas. Pues bien, trataré de despejar todas esas dudas a continuación.

La RSC ha sido definida por distintos autores y organismos, así la Organización Internacional del Trabajo la define como “la manera en que las empresas toman en consideración las repercusiones que tienen sus actividades sobre la sociedad”. Con esto se quiere decir que reflejan los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás.

Así pues, la RSE parte de la voluntad de la empresa, rebasando el mero cumplimiento de la legislación y yendo más allá de la misma para intentar, al menos, no dejar una huella negativa o destructiva como consecuencia de su actividad empresarial diaria en la sociedad.

Al ser la RSC algo voluntario, no se puede exigir a ninguna empresa. En este sentido la RSC trasciende la legislación, es voluntad de cada corporación el incluirla en sus planes de acción, y sólo algunos de los ámbitos incluidos dentro del concepto RSC, como el medio ambiente o el respeto a los Derechos Humanos, están sujetos a normativas estatales e internacionales como de obligatorio cumplimiento.

De todo lo dicho antes podemos deducir que, toda empresa que sea socialmente responsable es vista por la sociedad (potenciales clientes) como algo valorable positivamente, convirtiéndose así en una herramienta más para diferenciarse del resto de empresas y fortalecer su imagen de marca.

Hoy en día se está innovando en RSC continuamente, aunque a veces se haga erróneamente llegando incluso a producirse el efecto contrario, el “greenwashing” o falso lavado de cara. Esto ocurre cuando una empresa publicita que es socialmente responsable y tiene unos valores coherentes con lo que demanda la sociedad, pero en el día a día actúa contradiciendo lo que anuncia de cara a la galería.

Como cierre podríamos decir que la RSC está conectada directamente con la visión, misión y valores de toda empresa, convirtiéndose en un arma de doble filo para la misma, pero siendo tan alta la recompensa que obtenemos al ser socialmente responsables que desde aquí os invito a que profundicéis en ella y aportéis valor añadido tanto a vuestras empresas como a la sociedad.

No es solamente por lo que hacemos, sino también por lo que no hacemos, que somos responsables, Molière.

 

 

 

 

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s