NATIVOS DEL MICROONDAS

Por: Ismael Burone 

Por mediados de los 90 ingresó a los hogares latinoamericanos un extraño objeto, que en su momento fue todo una revolución: el microondas. Algunos lo veían con cierto escepticismo, otros no dejaban de hablar de sus bondades. Al principio todo era nuevo, pero a medida que fue pasando el tiempo, este peculiar artefacto se convirtió en uno más, al igual que la heladera, al igual que el televisor. Así es, podría decir que crecí en el auge del microondas, pero: ¿seré un nativo del microondas?.

Es verdad  que antes, lo “tecnológico” era mucho más fácil. ¿Recuerdan aquella época en la cual solo nos teníamos que preocupar del “play”, “stop” y algunas cositas más en un control remoto? ¿O cuando los videojuegos eran una palanca y un botón? De esto, no hace mucho, quizá 20 años, y la tecnología ha evolucionado a pasos agigantados, impactando en nuestra sociedad de diferentes maneras. ¿Adivinen qué?: la educación no quedó por fuera de esto.

Nos encanta poner etiquetas: “Sociedad del conocimiento”, “Sociedad de esto, de aquello”, etiquetas y más etiquetas. Son tan buenas que muchas veces nos escudamos en ellas. Lo peor que en alguna oportunidad que otra, para excusarnos. Y acá viene una super y gran etiqueta: “Nativos Digitales”. ¡Cuántas veces hemos escuchado este tipo de frases!: “Esto no lo puedo hacer, las notebooks son para los jóvenes, ellos son “nativos digitales””. “No quiero usar nada que tenga que ver con la tecnología en mis clases, mis alumnos saben usarla mejor que yo y eso me da mucha vergüenza”. ¿Les resulta familiar?

No estoy diciendo que el término “Nativo Digital”, el cual fue acuñado por Mark Prensky esté mal, pero considero que ya quedó obsoleto. Sirvió en su momento, una muy buena taxonomía para separar las aguas, pero hoy ya no podemos seguir hablando de lo mismo. Es más, hoy es un termino que se ha convertido en ese “escudo salvador” para muchos docentes y algún que otro directivo.

Hace un tiempo tuve la oportunidad de realizar una investigación en un centro educativo acerca de cómo los docentes se enfrentaban al uso de las tecnologías. Debo admitir que de antemano ya iba con ciertos prejuicios: “los docentes más jóvenes iban a ser los que mejores se desenvolvían, mientras que los más “veteranos” iban a presentar grandes problemas”.

¿Saben que pasó?: me encontré con una realidad totalmente diferente. Vi docentes muy jóvenes con grandes miedos y docentes ya con muchos años en sus espaldas que no se rendían a la hora de utilizar todo tipo de tecnologías. La conclusión que saqué de todo esto: es solo una cuestión de actitud (como diría el cantante Fito Páez).

Por supuesto que no descubrí la pólvora con esto, pero tuve la oportunidad de comprobarlo con mis propios ojos. Ya Cristóbal Cobo, en su libro “Aprendizaje Invisible” comentaba lo siguiente:

“Si el proceso de “apropiación tecnológica” guardase relación con la edad del usuario, entonces podríamos inferir equivocadamente que se requeriría simplemente de docentes muy jóvenes capaces de incorporar tecnologías de punta en el aula” (Cobo y Moravec, 2011:35).

Voy a compartir ahora algunas sugerencias que creo que son necesarias para sacarnos esas etiquetas que muchas veces nos impone la sociedad, o nos autoimponemos.

  • De nada sirven decisiones “imperativas” tomadas por el equipo directivo. No se le puede imponer a los docentes de un día para el otro el uso de cierto tipo de tecnología, o porque está de “moda” o porque hay que “satisfacer” a una empresa “X” de software que nos brindan los insumos. Se debe crear, en primer lugar, una instancia de diálogo, pero con la participación de todos, evaluando los pros y contras de cada una de las tecnologías que se piensa utilizar. El escuchar a los docentes es importante, no solo porque serán ellos los que deberán lidiar en el día a día, mano a mano con sus alumnos en el aula, sino que serán los que le darán el correspondiente sentido pedagógico a estas tecnologías.
  • Para evaluarlas se pueden utilizar varias técnicas. Una “lluvia de ideas” no vendría nada mal, aunque también se puede realizar una sesión de “Design Thinking”, “Phillips 66”  o el clásico “FODA”.
  • Toda innovación hay que realizarla paso a paso. Se podría, por ejemplo, comenzar con talleres dirigidos a los docentes, antes de comenzar con su integración dentro del aula. Esto ayudará a despejar temores y le dará confianza al docente a la hora de enfrentarse con ellas. Repito, todo proceso de innovación debe incluir a todos los actores y en este caso en los docentes.
  • Si no sirve, no sirve. No podemos forzar algo que ya de antemano sabemos que será un fracaso. No podemos disfrazar las cosas, ni para los medios ni para el resto de la comunidad educativa (los padres en primer lugar). Si hay que desmantelar un proyecto que no tiene futuro, de desmantela y sí, con un análisis profundo del fracaso, para no tropezar con la misma piedra.
  • John Moravec, en su “Manifesto 15” (pueden saber más en http://www.manifesto15.org/es/ ), en uno de sus puntos nos dice que es necesario crear “culturas de confianza”, entre la escuela y la comunidad. Pero para lograr esto es necesario, como base, crear este tipo de cultura dentro del propio centro educativo, entre los propios docentes y el equipo directivo.
  • Se pueden crear “equipos de exploración”. Pueden ser tres docentes, o en parejas (esto dependerá de cada centro educativo). Cada uno de estos equipos se encargará de explorar un recurso tecnológico. Luego de realizado el trabajo, se juntarán los diferentes equipos y compartirán sus hallazgos.

En fin, no es tarea fácil, ningún proceso de innovación lo es y más cuando se trata de temas educativos. Pero recuerden: “es solo una cuestión de actitud”

BIBLIOGRAFÍA

Cobo, R., Moravec, J. (2011). Aprendizaje Invisible: Hacia una nueva ecología de la educación. Barcelona, España: Colección Transmedia XXI.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s