Las claves para ser un mal jefe

Por: Alex Maretti

Aviso: Como ya nos conocemos y tenemos confianza, voy a hablar en este articulo sin tapujos. Intentaré mantener un perfil bajo, pero si alguien se siente molesto o hiero su sensibilidad me disculpo de antemano.

En mi vida laboral (15 añitos al servicio de vuestra felicidad gastronómica)  he estado en muchos lugares, debido a mi que he sido muy inquieto y sobretodo a la estacionalidad que supone el mundo hostelero.

Debido a ello, me he topado con toda clase de gente , entre ellos los Jefes,  que son representados por múltiples actitudes , tantas como los egos y las personalidades que les representan.

Muy a mi pesar me he topado sobretodo con jefes con modelos de conductas a no imitar y que eran la desesperación de mis compañeros y mía. Obviamente no voy a hacer nombres, pero como todo en la vida, si alguien se siente aludido… allá el con su conciencia, quizá deba tomarse esto como una epifanía moral y empezar a cambiar esa actitud, que nunca es tarde y más de uno lo agradecerá.

  1. Se racista y solo contrata extranjeros: es la gran paradoja . Esta gente es la que menos entiendo. Yo creo en la pluralidad cultural, ya que enriquece muchísimo según que establecimientos hosteleros, pero hay locales que solo encontrarás a gente extranjera. Hay dos motivos: nuestro jefe modelo se aprovecha de gente la mayoría de las  veces con mucha necesidad , ofreciéndoles condiciones contractuales infrahumanas (a veces ni contrato  y estamos en el sig.XXI)  y como segundo motivo, sacia sus ansias de poder con personas que cree inferior a el.
  2. El dinero, lo primero. Y si no llegan los resultados págalo con tus trabajadores. Págales mal, seguro que así rinden más. Seguro que un trabajador que tienes trabajando 12-14 horas al día por 600 € , no te meterá mano en la caja, será amable con los clientes y sacará unos platos deliciosos y de buena presentación. Piensa solo en hacer dinero, no en el como hacerlo.
  3. Chilla mucho Seguro que tendrás más razón ya que hacerse respetar a gritos es la mejor formula. Tendrás a todo atemorizados y los clientes apenas escucharán la educada manera que tienes de tratar a tu empleados(eso fomenta la clientela)
  4. No escuches. Solo vale tu palabra y tu sabiduría infinita y absoluta. Lo demás no tienen ni idea de hacer las cosas. Además los sentimientos de tus empleados no sirven para nada. Ellos tienen que trabajar y punto, que para algo les pagas.
  5. Rodéate de aduladores y apoya a los trepas. Es muy triste y común que los más trepas y vagos sean los que más prosperen en las empresas. Pero es más cómodo rodearse de gente que acepte todas tus decisiones y te haga la pelota (total luego pasan del tema) , que apoyarse en gente valida, con ganas y con comentarios constructivos. El ego hay que alimentarlo.
  6. Toma drogas. Cuantas más mejor. Esta son la solución a todos tus problemas,  ayudan a centrarte , propician las buenas relaciones y generan poca agresividad (modo ironía on) . Ahora en serio, este es el mayor problema que me he encontrado este mundillo: Alcohólicos, cocainómanos y un largo etc.  Soy una persona totalmente contraria a las drogas y quizás nunca llegue a entender determinadas actitudes que algunos toman frente a la vida. En una cocina es súper importante estar a tope, al 100% : concentración , agilidad y velocidad de pensamiento; si la cabeza no esta donde tiene que estar, el trabajo se va al garete, imaginaros si tenéis que mandar a un equipo o estar cara al cliente. (aunque no voy a mentiros, disfruto como un enano con una copita de un buen Rioja o un gin-tonic bien hecho, pero sin abusar)
  7. Desprecia a tu cliente.  Y con esto me refiero a darle un mal producto pensando que no entienden nada de gastronomía y reírse de ellos.
  8. Enemista a tus empleados. Crea bandos, divide y vencerás. La unión hace la fuerza, eres el patrón y el proletariado tu enemigo, así que no permitas que se unan y  boicoteen tu pésima gestión.
  9. Pasa de tu negocio. Haz que sean tus empleados que lo gestionen, total, eso va solo. Deja tu dinero al azahar, y si no tienes el siguiente punto:
  10.  Contrata a alguien como tu. Y que además le importe un pepino que pierdas dinero y ponlo de encargado. Verás como tus sueños irán al garete!!!

Es lamentable que en los tiempos que corren haya gente real que reúna esta cualidades. La hostelería es un sector que se ha quedado un poco atrás en este tipo de temas. Las condiciones laborales en este país siguen siendo pésimas y con la crisis se han agravado.

Solo algunas franquicias están empezando a aplicar técnicas modernas de liderazgo  y valoran el esfuerzo y trabajo duro de sus empleados.

Algo se mueve, pero de momento es aún insuficiente.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s