Más allá del Horizonte

Por: Ismael Burone

Esto no tiene nada que ver con aquella telenovela del año 94 (¿la recuerdan?), hoy les quiero comentar acerca del “Informe Horizon 2016” para la Educación Superior. No voy a profundizar en todo el documento, casi 50 páginas con tendencias para los próximos 5 años en materia de educación, así que acá les dejo el link para que lo puedan descargar y leer.

Este informe, el cuál es publicado todos los años (cabe señalar que son 4 diferentes, uno para la educación superior, K-12 (lo que vendría a ser Primaria y Secundaria), museos y bibliotecas) debe ser un material al cual se le debería prestar suma atención. Más allá de los contextos, los cuáles sabemos que muchas veces definen el día a día de las aulas y de los centros educativos, no deben ser una excusa para perder de vista lo que está en el horizonte y las diferentes tendencias.

Es bueno y es necesario (tendría que ser una práctica habitual) el saber que se está haciendo en otros sistemas educativos, que están realizando otros docentes en materia de innovación y cómo podría yo contextualizarlo y aplicarlo a mis prácticas diarias (si así lo amerita).

Este documento nos presenta seis grandes desafíos, seis tendencias y seis desarrollos en materia de tecnología educativa. Se toma como punto de partida el 2016, llevando la línea de tiempo hasta el 2020. Algunas tendencias están sucediendo ahora, mientras que otras están por suceder (o no). Es decir, esto no es futurología, ni la bola de cristal en nuestras manos. Es simplemente un informe ( de gran valor), en el cual un grupo de expertos de diferentes países plasman lo que para ellos será relevante de acá a cinco años.

Tal como les comenté al principio no escribiré acerca de todo el documento, solo me voy a enfocar en los seis desarrollos en materia de tecnología educativa. ¿Les parece entonces si nos vamos acercando a ese “horizonte”?

informehorizon

BYOD (Bring Your Own Device / Trae Tu Propio Dispositivo)

Ya ha corrido mucho agua bajo el puente acerca de este tema y podríamos decir que es como una “figurita repetida” en los diferentes informes de años anteriores. Pero esta es una tendencia que está teniendo más cabida en diferentes centros educativos y a la cual le tendríamos que prestar atención. En el informe se señala que un 42% de las Universidades de USA han implementado el BYOD en 2014. Tiempo atrás la diversidad de dispositivos con los que podíamos contar era muy escueta, hoy, tenemos abundancia de ellos. Desde notebooks, tablets y móviles, hoy el ecosistema es muy variado y el aula debe ser reconfigurada para eso. Ah…tampoco nos podemos olvidar de los “weareables” (Apple Watch por ejemplo), tendencia que está cada vez más en uso. Por supuesto que la adopción de una propuesta “BYOD” va a traer mucho en que pensar. En primer lugar será necesario crear una “política de uso”, sobre todo prestando atención en la seguridad. Por otro lado también será necesario pensar en “nuevos espacios” en el propio centro educativo y ni que hablar de la conectividad. Hay que recordar que una buena planificación es importante, sobre todo en aspectos de carácter “logístico”.

Pero, no solo se trata de que la diversidad de dispositivos abunde en nuestra aula, eso no es suficiente. El propio Centro Educativo, y esto debe ser responsabilidad del equipo directivo, debe fomentar no solo el BYOD, sino también la “ubicuidad” del propio centro. Esto puede ser por ejemplo, a través de apps. Desde informativas (por ejemplo con las “políticas” del centro) hasta apps creadas por el propio centro para trabajar en un laboratorio de física (acá pueden ver un claro ejemplo). Pero como siempre digo, todo esto hay que implementarlo con un profundo análisis. Tener la última tecnología no convierte a un Centro Educativo en uno de “vanguardia”.

Learning Analytics and Adaptative Learning (Analíticas de Aprendizaje y Aprendizaje Adaptativo)

¿De qué se trata esto? Básicamente de analizar ciertos datos para mejorar la experiencia de aprendizaje del alumno. Hay que tomar en cuenta que para poder llevar a cabo es necesario en lo posible (sería lo ideal) contar con una propuesta de aula “híbrida”, es decir, tanto presencial como virtual. Hoy en día existen varias plataformas que permiten la obtención de datos, como Khan Academy o Knewton. Igualmente cabe destacar que todavía no existe mucha evidencia de la eficiencia de este tipo de análisis y si realmente pueden ser efectivos a la hora de adaptarse al “paso” de cada uno de los alumnos. Quizá esto pueda ser de utilidad y ya pensando un poco a “gran escala”, para el desarrollo de un MOOC. Ahora sí, ¿quieren saber mi opinión sobre esto? Creo que aún sigue siendo muy “frío”, muy “despersonalizado”. Pero como todo nuevo proceso, irá mejorando (eso creo) a lo largo del tiempo.

En los próximos posts compartiré con ustedes el resto de la tecnología que se viene.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s