Una simple experiencia que revoluciona el proceso de enseñanza aprendizaje

12970485_10205776955734279_815842007_o

¿Qué pasaría si se pone a los docentes en una situación en la que sus alumnos son muy astutos en el uso de la tecnología y ellos tan sólo saben que existe?

El desarrollo profesional de los “adultos responsables” de los niños en la escuela, exige: que el proceso de aprendizaje dentro de sus propias aulas sirva para tomar decisiones que mejoren el aprendizaje de sus alumnos.

Hoy la web dejó de ser un elemento instructivo de sólo lectura, gracias a su interactividad, y es ya un espacio de APRENDIZAJE COLABORATIVO, al que nuestros alumnos acceden todo el tiempo desde sus tablets, netbooks, smartphones.

¿En qué lugares de la sociedad la construcción de una cultura se hace en una escala masiva, con efectividad y cómo se logra? El liderazgo educativo que pueden ejercer los “adultos responsables” de los niños en la escuela, no es cuestión de súper docentes, sino del deseo, esfuerzo, capacidad y convicción de gente común dispuesta a explorar territorios poco comunes.

En el Instituto DIVINO CORAZÓN de Hernando (Pcia. de Córdoba) el joven Profesor Mauro BARA explora un territorio poco común en el ámbito de la educación, no se resignó a lo que podemos hacer y se sumergió en un nuevo posible que su público los alumnos le reclaman.

Qué podemos hacer para cambiar las cosas, fue el reto movilizador de Mauro. La nueva Ruta del Empleo se contactó con el joven y arriesgado BARA.

–          ¿Qué te movilizó a dar este paso?

–          Fue simple, descubrir que ellos acceden todo el tiempo a las Nuevas Tecnologías y se aburren en las clases, entonces analicé el entorno en el que reciben datos para apropiarse de nuevos conocimientos y visualicé: una tiza, un pizarrón, un libro… ¿Nada más? Dar clases a los jóvenes de hoy,  miembros de la Generación Millennials, con esos elementos, significa hacer detener una generación entera y hacerlos retroceder un siglo. Los millennials son aquellos jóvenes que se fueron creciendo con el cambio de milenio, usuarios de un mercado sustancial con nuevas características, necesidades y  demandas propias de una generación.

El ritmo de este cambio cultural se acelera exponencialmente, y las instituciones educativas continúan en su progresión lineal, lo que los despega cada vez de las exigencias y demandas de su público objetivo directo, los alumnos.

–          ¿Cuáles son las características de tus alumnos de pueblo que se pueden repetir con la de cualquiera alumno de una súper ciudad?

–          Analizando sus características, se resume en que son nativos digitales; se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla; para ellos, realidad y virtualidad son prácticamente la misma cosa. Son Multipantalla y multidispositivo; utilizan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades. Teniendo un comportamiento multitasking, es decir, con capacidad de hacer varias cosas a la vez. Son críticos y exigentes, quieren todo ya, el acá y ahora es su condición. Son autosuficientes y autónomos. Valoran la participación y la colaboración, prefieren compartir a poseer y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. Son hiperactivos, se aburren rápido. Nuevamente me pregunto….¿es suficiente tan solo una tiza, un pizarrón y un libro para educar?

–          Y ¿Cuál es tu respuesta?

–          Definitivamente NO.

–          ¿Qué asignatura tenés a cargo en el Instituto DIVINO CORAZÓN de Hernando?

–          Entre otras, soy docente titular en el Nivel Secundario de la materia Lenguaje Multimedia y precisamente en ella es dónde llevé a cabo esta propuesta innovadora dentro de la especialidad Arte multimedia.

–          ¿Cómo surge esta iniciativa? y ¿Qué es lo que lo que te motiva llevarla a la práctica?

–          Teniendo en cuenta las características propias generacionales de mis alumnos, es que me motivó la necesidad de ellos mismos de no sentir estar dentro del aula perdiendo tiempo y apostar a obtener mejores resultados con ideas que “pueden ocurrírseles fuera del aula” y esa necesidad hizo que apostara fuerte por esta experiencia.

–          Y ¿De qué se trata realmente esta experiencia?

–          Me decidí a darle un giro virtual a mis clases y comencé a prepararlas en formatos digitales y subirlas on line en un grupo de Facebook con mis alumnos, que para hacerlo recibí un gran apoyo de mi Director del Nivel Prof. Gustavo PIZZI, y este simple hecho pero alineado a las expectativas y necesidades de mis alumnos es lo que causó tanta curiosidad.

–          ¿Cómo se organizaron para implementarla?

–          La apertura por parte de toda la comunidad educativa fue total, confiando en el proyecto y compartiéndolo con los padres quienes autorizan la salida antes de sus hijos del establecimiento. Dando la opción de quienes no posean máquinas o para aquellos que no estén de acuerdo con la modalidad puedan continuar en el establecimiento escolar, presenciando la clase del docente, quien durante esa hora, permanece en el aula, pero conectado a través de las redes sociales, asistiendo a las dudas de los estudiantes on y off line.

–          ¿Qué expectativas y qué aceptación  se ha tenido del proyecto?

–          Las expectativas hasta el momento están cubiertas, ellos se ven muy motivados y sus experiencias hablan de estar cómodos y disfrutando de la materia desde su modalidad de dictado en el aula o en sus casas on line. El feedback lo puedo chequear en sus trabajos, en tiempo y forma, con el compromiso y la responsabilidad que se establecen en las pautas iniciales, en donde se pone un tiempo límite para la entrega de los mismos y dónde los resultados demuestran un aprendizaje colaborativo a través de la red.

–          ¿Si tuvieras que inspirar a otros docentes, a quienes les cuesta implementar este tipo de “innovación” qué les dirías?

–          Considero que si a un docente le cuesta implementar un tipo de innovación en relación al público que tiene enfrente, ese docente, no está preparado para motivar a sus estudiantes y esto va a retrasar el aprendizaje del que él es el primer responsable. Creo que debemos movernos a la velocidad de ellos, como inmigrantes digitales que somos, aprendiendo de esta generación  y adaptando nuestros conocimientos a sus características.

–          ¿Qué consejos les darías al resto de docentes que deseen llevar a sus escuelas este proyecto?

–          Poco de nuevo hay en educación. Por lo que todo intento por mejorarla será válido, al menos como experiencia, por más que el resultado no sea el esperado, será válido para saber por qué camino no debemos ir. Debemos saber aprender del error. El sistema educativo actual está en crisis y los responsables somos nosotros. Y de nosotros depende.

–          ¿Cómo y dónde pueden ubicarte los docentes, directivos y escuelas interesados en el proyecto?

–          Los interesados en continuar con esta iniciativa, pueden contactarme para conversar más acerca del proyecto, y también quienes no estén de acuerdo con la idea, me interesa contactarme con todos, la perfección de cualquier sistema se logra con la búsqueda y superación de los errores. twitter:@maurobara_ ,  Facebook:  Mauro Bara

En toda la historia de la humanidad nunca fue tan simple y sencillo tener acceso al conocimiento, nunca fue tan fácil adquirirlo, crearlo y compartirlo. Si las instituciones educativas no quieren desaparecer, pues entonces, a trabajar. He aquí una forma de hacerlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s