4 cualidades esenciales para emprender con éxito

Por: Azucena Fraile

Durante los últimos 3 años he tenido el privilegio de cantar en los conciertos participativos de El Mesías que se organizan en el Auditorio Nacional de Madrid.

Es una experiencia increíble en la que unos 400 cantantes aficionados acompañamos en algunas piezas de la obra maestra de Händel a un coro y orquesta profesional y todos somos dirigidos por directores consagrados.

¿Por qué traigo esto a colación? Porque no puedo evitar el llevar lo que esos grandes directores hacen al plano profesional en el que me muevo y que es algo que me apasiona:

 

Y es que dirigir a un coro de 400 personas, otro de unas 25 y una orquesta todo a la vez, requiere una gran coordinación que sólo se consigue con mucha disciplina y una capacidad de liderazgo asombrosa.

En mi observación del buen hacer de estos directores he detectado en este tiempo 4 cualidades que todos ellos reunían y me parecen esenciales para cualquier emprendedor y empresario que quiera triunfar en los tiempos que corren, donde la diferenciación es la clave para sacar la cabeza primero y mantenerse en la brecha después.

Veamos cuáles son esas cualidades:

 

1.  Pasión

Hay estudios que confirman que las personas que saben mostrar la pasión que sienten por lo que hacen, tienen un 35% más de probabilidades de tener éxito que las que no le ponen pasión. Y estos directores de los que hablo mostraban una pasión espectacular por lo que hacían. Viven la música. Por lo tanto, se trata de encontrar cuál es la música con la que te sientes en tu salsa, con la que te pones las pilas, con la que realmente vibras.

Sin pasión por lo que hace, un emprendedor difícilmente saldrá a flote.

2.  Visión

El sello que un director de orquesta pone en un concierto no es sólo que vayan todos al compás. Su verdadero sello es la interpretación de la obra. Tener en la cabeza cómo quieren que suene y dirigir el conjunto para que precisamente suene así. Los buenos directores son los que interpretan, no los que siguen la música. Y la interpretación es la visión que uno tiene de su proyecto. En su caso la obra del concierto. En el caso del emprendedor, su proyecto.

Vivir en el corto plazo es pan para hoy y hambre para mañana. Se trata de tener visión, de saber lo que uno quiere lograr. Como decía Peter Drucker, “la planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes”. Dicho de otro modo, la visión define la estrategia a seguir. Llevando esto al terreno del emprendimiento al final se trata de no dar puntada sin hilo, de que cada acción tenga un para qué y que vaya encaminada a lograr materializar esa visión.

3.  Capacidad de transmitir

Transmitir todo lo anterior es fundamental. Si no transmites, si no comunicas ni te van a ver ni vas a seducir a tu público. La venta es seducción, es empatía, es servicio. El lenguaje, la comunicación verbal y no verbal es necesario entrenarlas.

Los directores de orquesta no hablan, ni siquiera dirigen con la batuta, porque con lo que realmente dirigen es con el cuerpo y con la expresión de su cara y he sido testigo directo de ello.

 

 

 

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s