El Coaching y la Selección de Personal

Por: Begoña de los Reyes

En un mercado tan competitivo como el actual, las organizaciones invierten grandes sumas dinero en formación, entrenamiento y selección de personal.
Sin embargo la selección de personal o no ha evolucionado o no lo ha hecho lo suficiente, y aún en muchas organizaciones se mantienen las técnicas tradicionales de selección.

Es sumamente importante para las empresas asegurarse que “su gente” sea la mejor preparada en el aspecto personal y profesional y el coaching es una herramienta que nos ayuda a cubrir los vacíos de los procesos tradicionales de selección de personal. Es una herramienta magnífica para profundizar en cualquier tipo de entrevista y con cualquier tipo de interlocutor.

Para poder llegar al objetivo, en primer lugar, debemos definir bien con la organización el perfil del puesto y ello, tanto en aspectos concretos, como puede ser la experiencia, la formación, etc., que son elementos más claramente objetivos, como en conocer el por qué, el cómo y el para qué se genera una necesidad concreta.

Se trata de encontrar el “encaje” lo más ajustado posible tanto para la organización que precisa cubrir un puesto determinado, como para la persona que va a cubrir el mismo.

Con el Coaching aplicado a los procesos de selección de personal, se logra identificar no sólo si el candidato se adecuará a la organización, sino también si la organización es la adecuada para el candidato, es decir, el coach compara las expectativas tanto de la empresa como del candidato, a través de un estudio de la organización y conocimiento integral de las personas, tanto a nivel profesional como familiar, amical y de su propio yo.

Posterior a la elección del candidato, el coach trabaja un proceso de coaching para asegurar que el candidato prepare su plan de vida, identificando sus objetivos personales y los objetivos que la organización espera que logre.
Es importante recordar que el coaching involucra procesos de capacitación de aptitudes, estilos de toma de decisiones, quiebre de creencias limitantes…

Pensar en el cambio no es suficiente hay que ser capaz de plasmar las ideas en acciones para conseguir resultados. Es aquí donde el coaching puede hacer mucho para trabajar esta competencia, ya que con esta herramienta se ayuda a trabajar sobre un plan de acción específico. Es importante anticipar las ideas, pero es igualmente necesario propiciar las acciones para que estas ideas generen los resultados esperados, de lo contrario, el esfuerzo se quedará a medias.

El concepto de proceso se ha analizado desde diferentes perspectivas: jurídica, histórica, social o económica. En nuestro caso solamente interesa la relacionada con el sentido ontológico de las formas de hacer o las técnicas de conducta. Recientemente, Oscar Barros señala que el proceso es el conjunto de tareas lógicamente relacionadas para conseguir un resultado concreto. Toma un input y le agrega valor para producir un output.

Hemmer distingue con claridad los conceptos: tarea y proceso. Tarea es una actividad concreta y circunscrita a sí misma, sin valor propio y proceso como el conjunto de actividades que crean valor para el cliente.

En la acepción que más interesa al coaching se ha de considerar el proceso como el conjunto de acciones concatenadas que, partiendo del estado actual, conduce a través de fases sucesivas y agregadas, a un estado final previamente determinado. El coaching como la disciplina del objetivo: el arte de fijar uno o varios objetivos y alcanzarlos mediante el plan de acción.

A continuación se presenta el proceso de selección de candidatos como un procedimiento de coaching para RR.HH, donde el Objetivo (sin objetivo no hay proceso) es:

Seleccionar al mejor candidato para el desempeño del puesto solicitado por la organización.

Iniciaremos el proceso con una serie de preguntas para fijar el Objetivo el proceso:

1. ¿Para qué surge la necesidad de la selección?

2. ¿Cómo se van a reclutar los candidatos?

3. ¿Qué procedimiento /s se van a seguir durante el proceso?

4. ¿Cuándo empieza el proceso y cuánto tiempo debe o puede durar?

Este objetivo tiene que ser: cuantificable, claro y real y tenemos que validarlo. La fijación del OBJETIVO es la base del proceso de coaching, no debemos olvidar que el Coaching es el arte de fijar uno o varios objetivos y alcanzarlos, sin objetivo no hay proceso.

El procedimiento que vamos a seguir es un Proceso de selección por Competencias. La entrevista por competencias está considerada como un instrumento de gran valor predictivo en la toma decisiones en los procesos de selección, por lo que su utilización ahorraría muchos quebraderos de cabeza, y costes, a los gerentes de empresas, instituciones , comercios , etc., necesitados de una precisa efectividad de los procesos de selección, en un entorno altamente competitivo como el actual.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s