Emprender: buscar información para mi proyecto de negocio

Por: María Jesús Garzón

Cuando estamos creando una empresa es importante recabar información acerca de todos los aspectos que puedan influir en su desarrollo
Y uno fundamental es el entorno de la empresa, es decir todos aquéllos factores externos, normas y relaciones establecidas que rodean a la empresa y que por su relevancia pueden influir sobre ella, condicionando a veces su actividad. Por regla general, la empresa no podrá controlar estos factores, aunque sí podrá influir sobre ellos si los conoce y los valora.

El estudio del entorno es importante para empresas de nueva creación pero también para empresas ya constituidas, donde la flexibilidad y la capacidad de adaptación a los cambios es una condición fundamental de subsistencia. El estudio del entorno es tan importante en una empresa que se ha llegado a considerar un elemento más de la empresa, junto con los recursos humanos o el capital.

A través del estudio de los datos del entorno, que influye decisivamente en la actividad de la empresa, podemos llegar a determinar unas líneas estratégicas de actuación pues nos ayudarán a deducir oportunidades y amenazas que este implica para nuestro proyecto o para nuestra empresa, lo que nos hará tomar decisiones para potenciar las primeras y para minimizar las segundas o para convertir las amenazas en oportunidades.

A la hora de analizar el entorno de la empresa distinguimos:

– entorno general, constituido por factores que afectan a todas las empresas de manera general y engloba los elementos que reflejan las grandes tendencias de la realidad exterior de la empresa. Son factores alejados de la empresa sobre los que la capacidad de influir sobre ellos es mínima.

– entorno específico: son los factores del sector en el que va a operar la empresa, inciden directamente sobre ella y la empresa puede ejercer algún control sobre ellos, al tratarse de elementos más cercanos.

Los factores del entorno general que debemos analizar por su incidencia en la empresa se suelen agrupar en factores políticos y legales, sociales y demográficos, tecnológicos y económicos.

  • En el ámbito legal y político, la actividad legisladora del estado abarca todos los ámbitos de regulación de la convivencia social. En materia de creación de empresa debemos tener en cuenta la legislación sectorial, licencias y permisos necesarios para poner en marcha nuestra actividad. En materia empresarial, le afectan directamente la legislación tributaria, mercantil y laboral.
  • Factores sociales y demográficos, que afectan a modelos culturales y a características demográficas de una sociedad.
  • Factores tecnológicos son los que afectan al know-how sobre la tecnología y las técnicas de gestión que la empresa necesita.
  • Factores económicos, que afectan a las relaciones de producción, distribución y consumo de una empresa, y entre las que debemos tener en cuenta la política comercial, de ámbito internacional y la globalización, así como la fase del ciclo económico en el que nos encontremos.

El entorno específico, está formado por factores que afectan al sector económico en el que la empresa actúe. Es muy importante que la empresa observe atentamente la evolución del sector para adaptarse al mismo y fomentar su rentabilidad.

Los aspectos del entorno específico que debemos analizar a la hora de iniciar nuestro proyecto empresarial son los siguientes:

  • Análisis de la competencia: debemos conocer no solo quienes son nuestros competidores sino también el modo de actuación que tienen, si son fácilmente observables por las empresas competidoras, qué ventajas competitivas aportan y qué carencias presentan.
  • Barreras de entrada a nuestro sector: delimitará el estudio de la competencia y afectará directamente a la rentabilidad empresarial.
  • Análisis de los proveedores: influyen decisivamente en la calidad de los productos de la empresa y pueden aumentar su poder de negociación.
  • Análisis de la capacidad de influencia del cliente en la política de la empresa, pues los clientes pueden ser determinantes, en función del grado de concentración que presenten, de la diferenciación de los productos o de la estructura de los costes.

La información relativa a estos aspectos nos dará la clave para establecer una estrategia de actuación y en cualquier caso nos ayudará a tener un conocimiento exhaustivo del sector en el que nos moveremos.

 

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s