Los olvidados de una entrevista laboral

Por: María José Villalba

Conocer y preparar detalladamente tu trayectoria formativa y profesional

Aunque nos pueda parecer extraño, es habitual encontrarnos en las entrevistas de trabajo personas que no son capaces de hacer un recorrido por su trayectoria profesional de forma hilada y coherente, no recuerdan fechas, no concretan responsabilidades y sobre todo no saben decir la aportación personal y profesional que le pudo suponer dicho trabajo.

El preparar detalladamente tu trayectoria profesional puede ser casi mas importante que el famoso currículum. Es interesante preparar esa información, y si es de la mano de un profesional mucho más enriquecedor. Te servirá de espejo y te ayude a confrontar los puntos importantes que tienes que resaltar y valorar. No obstante siempre es posible hacer un acercamiento por ti mismo.

Para que puedas preparar de forma más optima tu información te recomiendo el uso de una herramienta que te puede ser útil, se trata de la “Línea del Tiempo” muy utilizada para el estudio de aquella información que se desarrolla en el tiempo y donde hay que destacar hechos importantes.

En esta línea del tiempo puedes hacer divisiones temporales de forma visual y elaborada por ti de aquellos momentos en los que conseguiste un logro personal o profesional. Es conveniente que indiques:

  • Fecha.
  • Logro o actividad que realizaste.
  • Habilidades que aprendiste o desarrollaste en ese periodo.
  • Dificultades que tuviste que superar.

Es un ejercicio sencillo pero que te obligara a reflexionar sobre tus cualidades, tu trayectoria y te facilitará exponerla posteriormente en una entrevista de trabajo.

Practicar la Escucha Activa

En cualquier proceso de comunicación una de las claves para un buen entendimiento es practicar la Escucha Activa, en el caso concreto de una Entrevista de Trabajo no iba a ser menos.

Escucha es activar todos nuestros sentidos generando la empatía necesaria para conectar realmente con la otra persona.

En situaciones comunicativas de stress, los nervios hacen que no prestemos demasiada atención a lo que se nos dice, nuestro pensamiento está más pendiente de la posible respuesta que tengamos que dar. Esta situación hace que pase mas desapercibido la información que el empresario nos transmite que es precisamente donde se encuentra las claves de sus necesidades.

Algunos aspectos que puedes poner en práctica:

1. Realizar un saludo cálido o cordial

2. Adoptar una actitud observadora y de apertura.

3. No emitas juicios previos, a veces a mitad e incluso a final de entrevista se puede producir un giro y considerarse aspectos que a primera vista no parecían ser muy valorados.

4. Se paciente, y espera a que se produzca el momento adecuado para intervenir.

5. No dejarse influir por las apariencias.

6. No interrumpir.

7. Hacer las preguntas que consideres necesarias.

No olvides algunos trucos:

A veces el mismo entrevistador puede estar tan nervioso como tu si no es muy experimentado.
Si quieres que te valoren, da tu el primer paso y valóralos a ellos: Recoge información de su empresa, resalta lo que mas te ha llamado la atención de la compañía, pregúntale por su historia, a todos nos gusta hablar de nuestras experiencias y de nuestros valores, déjalos que ellos también se expresen se sentirán más cómodos contigo.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s