RRHH: clave para el éxito

recursoshumanosvalor_moviles

Por: Paloma Navarro

“Antes se cambiaba para adelantarnos al mercado; hoy se cambia para no   quedarse atrás” – E. Demings (Difusor del concepto de Calidad Total)

Sobre el proceso de cambio se ha escrito mucho en estos últimos años ya que es mas que evidente que “El Cambio” ha dominado el mercado de trabajo debido a la interminable crisis global que sufrimos en muchos países. Pero no es un hecho determinado exclusivamente por una situación de crisis económica. En realidad haya crisis o no estamos en continuo cambio, incluso nosotros mimos como personas humanas que somos estamos en continuo cambio durante toda nuestras vidas. Sin embargo la crisis hace que el hecho de cambiar sea una cuestión de supervivencia. En el mercado laboral esto ha sido muy evidente. Aquellas empresas que no han sabido adaptarse han tenido que echar la persiana. Las razones pueden ser múltiples, algunas de ellas las menciono en otro artículo que escribí hace unos meses.

Es posible que una de esas adaptaciones al cambio pase por incorporar/invertir en una buena gestión de recursos humanos. El recurso más costoso de una empresa es su capital humanos, cabe pensar que debido a ello habría que cuidar, incluso mimarlo ya que hablamos de personas con sus propias expectativas, sentimientos, estados de ánimo, metas, etc

¿Cuáles son los beneficios a nivel competitivo de tener un departamento de RRHH en tu empresa?

Si las estrategias de la empresa toma un punto de visto preventivo y proactivo la compañía será capaz de adelantarse a los problemas que puedan surgir como pueden ser por ejemplo el absentismo, accidentabilidad, control de costos, etc. Por ello la gestión de los Recursos Humanos es una pieza estratégica en el conjunto global de la empresa y es el departamento encargado de alinear los objetivos de cada trabajador con los objetivos de la empresa, a través de la capacitación, atracción y retención del talento, comunicación interna, motivación de las personas que componen la empresa desde los niveles más altos de responsabilidad hasta el último trabajador.

Para ello los Recursos Humanos se valen de una serie de estrategias que deben ser adaptadas a la cultura de la empresa, así como a su objetivo, meta y valores que dan la razón de ser de la empresa.

A través de la selección por competencia se busca encontrar la persona cuyas competencias técnicas y personales estén en consonancia con la propia cultura y valores de la empresa. La entrevista por competencias es el instrumento más cercano donde poder evidenciar la conducta en situaciones pasadas, que son el mejor predictor de las conductas futura. Realmente no se puede asegurar el éxito del candidato en el puesto, pero si aumenta las posibilidades de seleccionar a la persona con mayor potencial de éxito en él. La clave está en saber detectar dichas evidencias.

La evaluación de desempeño proporciona información muy valiosa sobre qué objetivos persigue el trabajador, evaluar el ajuste con los objetivos de la empresa y proporcionar feedback para conseguir ese alineamiento deseado. Además nos informa sobre qué recursos son necesarios para una mayor eficacia, eficiencia y efectividad en ese puesto de trabajo concreto. Por ejemplo detección de necesidades formativas que empoderará el trabajador en beneficio de la competitividad de la empresa.

La capacitación y planes de carrera proporciona un estimulo motivador para el empleado ya que favorece la mejora de competencias técnicas y/o personales que el trabajador obviamente se queda para siempre y que a su vez la empresa va a beneficiarse por un lado por el claro efecto en la producción y competitividad de la empresa y por otro lado por el efecto beneficioso que ejerce dicha capacitación en la motivación del trabajador.

Un dato: hay estudios que aseguran que un trabajador feliz aumenta su productividad un 30%.

La retención del talento tiene mucho que ver con la felicidad del trabajador. El objetivo es que la empresa tenga la capacidad de respuesta ante las necesidades del trabajador a nivel psicolaboral. Para ello el departamento de Recursos humanos es fundamental para evaluar el clima laboral y poner en marcha las estrategias vinculadas a la satisfacción laboral del trabajador, ya sea a través de una política de compensaciones económicas o sociales, conciliación laboral, políticas de comunicación interna o la propia capacitación. Un trabajador que se sienta escuchado, valorado, capacitado y recompensado no va a querer irse de la empresa aunque la competencia ofrezca una oferta económica superior, porque somos muchos los que valoramos más el bienestar psicológico que una cifra en la cuenta bancaria. No digo que no sea importante, a quién pretendo engañar, pero no es lo único importante.

En definitiva una buena gestión de los recursos humanos atendiendo a todas sus posibilidades   (selección y retención de talento, capacitación, comunicación interna) da la posibilidad de tener trabajadores felices en nuestra empresa y con ello una mayor competitividad empresarial.

Los psicólogos que trabajamos en este campo estudiamos la conducta humana, y desarrollamos programas y procedimientos para que la experiencia laboral sea la más satisfactoria tanto desde el punto de vista de la empresa como del trabajador.

¿Qué empresa no quiere ser la más competitiva de su mercado?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s