El Ser Emprendedor

Por: Juan Pedro Peters

Emprendedor e intraemprendedor

“Un Emprendedor es una persona que, basada en principios y valores, se pone en acción proactivamente ante un problema que la inquieta, dedicándose con entusiasmo contagioso a crear soluciones que impactan positivamente en su comunidad.”

¿Hay que tener algo en particular para ser emprendedor?

Siguiendo la definición podemos decir que no hace falta ser rico ni joven ni necesariamente haber pasado por la universidad para emprender, lo que se necesita es tener coraje y convicción en lo que uno quiere emprender. En cuanto a las características que presentan los emprendedores, si bien cada uno tiene perfiles diferentes, existen once elementos comunes a los grandes emprendedores, a saber:

grafico 1

Grafico 2

Grafico 3

Grafico 4

El emprendedor, ¿se nace o se hace?

Vinculado a esto, una visión intermedia, plantea que hay tres capas o niveles de análisis a considerar:

Grafico 5

1. Hábitos técnicos fácilmente modificables y adquiribles: tienen que ver con la educación, la formación y el aprendizaje.

2. Meta – habilidades: características que se pueden desarrollar vinculadas a las 11 características comunes a los emprendedores.

3. Talentos: se tienen o no se tienen. Concepto de intraemprendedor “Los intraemprendedores son individuos con visión empresarial y características que tienen los emprendedores, pero orientan su comportamiento al desarrollo y surgimiento del espíritu emprendedor dentro de organizaciones creadas por otros.”

En próximas ediciones nos referiremos a este concepto muy importante. Clasificación de los emprendedores A grandes rasgos, se puede clasificar a los emprendedores en tres grupos vinculado a las razones de por qué se emprende:

grafico 6

¿Con cuál te identificas más? ¿sabes que podés convertirte en un verdadero emprendedor?

Proactividad

Según el autor Stephen R. Covey (1997) en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, “el reflejo de los actuales paradigmas sociales nos dice que estamos en gran medida determinados por el condicionamiento y por ciertas condiciones.”

Determinismos

Según este planteo existen tres mapas sociales, tres teorías deterministas que, independientemente o en combinación, pretenden explicar la naturaleza del hombre.

El determinismo genético: dice que la culpa es de los abuelos. “Ésa es la razón de que usted tenga mal genio. Sus abuelos eran irascibles y eso está en su ADN. El ADN pasa de generación en generación y usted lo ha heredado”. ¿Escucharon esto alguna vez?, la noticia es que es falso

El determinismo psíquico: dice que la culpa es de los padres. “Su educación, sus experiencias infantiles establecieron lo esencial de sus tendencias personales y la estructura de su carácter”. Otra vez Falso…

El determinismo ambiental: dice que la culpa es de alguien o algo de su ambiente. “De su esposa, su hijo adolescente, su situación económica o la política nacional”.

Estos mapas se basan en la teoría de estímulo / respuesta que solemos asociar con los experimentos de Pavlov. “La idea básica es que estamos condicionados para responder de un modo particular a  a un estímulo concreto”, dice Covey (1997)

Grafico 7

Stephen Covey (1997) expresa que “el paradigma determinista proviene primariamente del estudio de animales (ratas, monos, palomas, perros) y de personas neuróticas y psicóticas. Si bien esto permite satisfacer ciertos criterios de algunos investigadores, como los de mensurabilidad y predictibilidad, la historia de la humanidad y nuestra propia autoconciencia nos dicen que este mapa, en modo alguno, describe el territorio”. Nuestros dones humanos nos elevan por encima del mundo animal. La medida en que ejercitamos y desarrollamos esos dones humanos tenemos absolutamente todas las personas, nos da poder para desplegar nuestro potencial humano. Entrando entonces en el concepto de Proactividad, en los modelos proactivos, la diferencia en relación a los modelos reactivos, reside en que entre el estímulo y la respuesta está la mayor fuerza del hombre: la libertad interior de elegir, inherente solamente al hombre.

Definicion de Proactividad

La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, significa que como seres humanos somos los únicos responsables de nuestras vidas, conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones, afirma Covey “Podemos subordinar los sentimientos a los valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan”. “Todos los seres humanos, por naturaleza, somos proactivos, si nuestras vidas están en función del condicionamiento y las condiciones, ello se debe a que, por decisión consciente o por omisión, elegimos otorgar a esos condicionamientos el gran poder de controlarnos. Si esa es nuestra decisión nos volvemos reactivos.”

Grafico 8

La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, significa que como seres humanos somos los únicos responsables de nuestras vidas, conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones, afirma Covey “Podemos subordinar los sentimientos a los valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan”. “Todos los seres humanos, por naturaleza, somos proactivos, si nuestras vidas están en función del condicionamiento y las condiciones, ello se debe a que, por decisión consciente o por omisión, elegimos otorgar a esos condicionamientos el gran poder de controlarnos. Si esa es nuestra decisión nos volvemos reactivos.”

Como vimos anteriormente, la diferencia fundamental entre el modelo reactivo y el proactivo es que, entre el estímulo y la respuesta está la libertad interior de elegir. Esa libertad interior de elegir del ser, está conformada por los cuatro dones humanos.

Grafico 9

Los Dones Humanos

1. Autoconocimiento: capacidad de conocernos, identificar lo que nos gusta y lo que no nos gusta, lo que preferimos y lo que no preferimos.

2. Conciencia Moral: capacidad de identificar lo que consideramos correcto e incorrecto, lo que está bien y lo que está mal.

3. Imaginación Creativa: capacidad y libertad de imaginar y/o proyectar un futuro determinado.

4. Voluntad independiente: capacidad de actuar en relación a nuestro autoconocimiento, conciencia moral e imaginación creativa. Así, las personas, empresa, grupos comunitarios y organizaciones de todo tipo (incluso las familias) pueden ser proactivos. Pueden combinar la creatividad y los recursos de los individuos proactivos para crear una cultura proactiva dentro de la organización.

Escuchando nuestro lenguaje

Según Covey (1997), nuestro lenguaje es un indicador muy fiel del grado en que nos vemos como personas proactivas o reactivas.

Grafico 10

Círculo de preocupación y círculo de influencia

Otra manera de tomar conciencia de nuestro grado de proactividad consiste en examinar en qué invertimos nuestro tiempo y nuestra energía. Cada uno de nosotros tiene preocupaciones. Cuando revisamos las cosas que están en nuestro círculo de preocupación, vemos que sobre algunas de ellas no tenemos ningún control (círculo de preocupación), y con respecto a otras, podemos hacer algo (círculo de influencia). Determinando cuál de estos dos círculos es el centro alrededor del cual gira la mayor parte de nuestro tiempo y energía, podemos descubrir el grado de nuestra proactividad.

Grafico 11

Grafico 12

Grafico 13

Grafico 14

Los tener y los ser Propone el autor que un modo de determinar cuál es nuestro círculo de preocupación consiste en distinguir los “tener” y los “ser”.

Grafico 15

Grafico 16

Hay muchos otros modos de trabajar en el círculo de influencia: ser un mejor oyente, un esposo más afectuoso, un mejor estudiante, un empleado más cooperativo y dedicado. A veces lo más proactivo a nuestro alcance es ser feliz, sonreír auténticamente. La felicidad, como la desdicha, es una elección proactiva. Hay cosas, como el clima, que nunca estarán dentro de nuestro círculo de influencia. Pero una persona proactiva puede llevar dentro de sí su propio clima psíquico o social. Podemos ser felices y aceptar lo que está más allá de nuestro control, mientras centramos nuestros esfuerzos en las cosas que podemos controlar. “En próximas ediciones nos ocuparemos de profundizar sobre el “Ser” antes que “tener”, métodos sencillos para lograr centrarnos en aumentar nuestro circulo de influencia desde un estado de plena consciencia en el aquí y ahora. Queda planteado…”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s