¿Sos Consultor, o crees necesitar uno? (1° parte de 5°)

¡Saludos cordiales, amigo rutero que como cada jueves me acompañas! Aquí estoy nuevamente contigo, esperando hayas tenido una excelente semana desde nuestro pasado encuentro.

Desde hoy te traigo una nueva serie temática breve, de cinco artículos, sobre el interesante y siempre vigente tema de la consultoría. Pues para entrar de lleno al mundo de las organizaciones y el comportamiento organizacional, se requiere incorporar, manejar y aplicar conceptos y herramientas básicas del ámbito consultivo. ¡Vamos allá!

Amigo rutero:

Hace dos décadas, cuando comencé a trabajar como consultor organizacional (de forma simultánea a la docencia universitaria y de hecho, como parte de las funciones pertinentes a dicho perfil) no tenía la menor idea del inmenso campo de actividad que se abría ante mis ojos, ni del enorme espacio de desarrollo profesional al que entraba. Y menos aún, sobre todo lo que podría aprender, ni de la verdadera magnitud de la contribución profesional que eventualmente podría hacer desde ella.

Y lo curioso es que a estas alturas del juego, luego de casi 200 intervenciones en diferentes temas, muchísimo estudio, decenas de entrenamientos, diversas publicaciones y ponencias, etc., etc., ¡sigo sin saberlo!

Procuro mantenerme tan actualizado como es posible (con la inestimable ayuda de la red), y me doy cuenta de que siempre, siempre, siempre me faltan cosas que necesito saber. Porque uno tiene límites de toda índole, pero el cambio no los tiene. Es un proceso objetivo e independiente de nuestra voluntad. Y sucede lo siguiente: el cambio es permanente, cada vez más intenso, profundo y abarcador, y estamos obligados cada día a explorar, inquirir, aprender, y prepararnos para desaprender y reaprender.

Como consultor, uno tiene dos alternativas: la primera, se envuelve en ese cambio y se integra a las nuevas olas, métodos, tecnologías y tendencias, aprendiendo y creciendo de forma permanente junto a sus clientes, nutriéndose de ellos, de cada nueva intervención efectuada y de sus resultados, dejando atrás cada día lo que ya no funciona e incorporando lo que funciona. La segunda alternativa: simplemente, queda obsoleto y desaparece del mercado.

En un mundo en constante transformación, o lo que es lo mismo, en un cambio de época como el que hoy vivimos, las necesidades humanas a nivel individual, grupal, comunitario, organizacional y social, siguen y seguirán creciendo y renovándose. La innovación genera ese cambio constante. La producción e introducción al mercado de nuevos bienes y servicios sustituye diariamente a los vigentes y provoca en los clientes nuevos intereses, deseos, necesidades, que con poder adquisitivo se transforman en demanda. Y mantener a las organizaciones en capacidad de satisfacer esa demanda tan cambiante, requiere de forma ineludible que sus gerencias soliciten diferentes tipos de apoyo y acompañamiento consultivo para mantenerse en la pelea.

Porque lo nuevo genera novedad. Por ejemplo, hace sólo tres décadas nadie imaginaba siquiera que nacería algo llamado marca personal, ni un proceso para gestionarla denominado personal branding, y que los profesionales dedicados al tema serían valorados de forma tan sólida y creciente por el mercado, con perspectivas infinitas de crecimiento. Y desde la marca personal, posiblemente, pasaremos a ver y trabajar la marca grupal, la marca organizacional (no la comercial, que hace mucho existe como categoría económica, sino la organizacional), la marca comunitaria o social, o quién sabe cuáles nuevos conceptos, procesos y derroteros para el desarrollo.

La consultoría moderna es un proceso sistémico de intervenciones, acompañamientos y construcciones creativas, participativas y transformadoras, destinadas a garantizar que el ente objeto de ella pueda cambiar a la velocidad y con la intensidad que el cambio de época le exige.

El verdadero poder de la consultoría actual está en asegurar a sus clientes una sólida capacidad estratégica de cambio, y un nivel de independencia operativa para tomar decisiones y materializarlas en cursos rápidos y efectivos de acción ante los cambios del mercado y la sociedad, de forma competitiva, sustentable y sostenible.

Amigo rutero: un consultor de éxito no crea dependencia en sus clientes. Al contrario. Nuestro éxito lo asegura la independencia que seamos capaces de generar. Y debemos hacerlo, pues el cambio es permanente, y podemos estar seguros de que, si hacemos bien el trabajo, preparando bien a nuestros clientes para cambiar estratégicamente y actuar operativamente en función de dicho cambio, volveremos a ser llamados por ellos ante cada nueva oportunidad de esas que, como ya te he comentado, surgen prácticamente cada día.

La clave del éxito de un consultor es la autoformación permanente. Estudiar, investigar, explorar, experimentar, validar, publicar, interactuar con colegas y públicos, consolidar resultados, fortalecer su marca personal y su reputación off y online, seguir creando herramientas e incorporando las mejores que otros colegas haya creado. Y así, repitiendo y enriqueciendo en espirales de desarrollo, nuevos ciclos de gestión e innovación consultiva.

Es una profesión maravillosa, exigente, retadora, desafiante y enriquecedora de mentes y almas. Por mi parte, soy muy feliz por las oportunidades de crecimiento que cada día me ofrece, y sobre todo, por lo que desde ellas puedo humildemente aportar. Y quiero invitarte, amigo rutero, a que me acompañes en este tema las próximas 4 semanas, pues te hablaré de varios aspectos importantes:

  1. La consultoría como profesión.
  2. La consultoría como servicio profesional de alto valor agregado.
  3. La consultoría como negocio.
  4. La consultoría como modelo de intervención para el desarrollo organizacional.

¡Aquí te espero! ¡Un abrazo! ¡Buena ruta!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s