¿Cómo y hacia dónde evolucionarán el empleo y los mercados de trabajo?

robot-collage

Días atrás al dejar mi hijo en el colegio, me encontré con un alumno en la esquina llorando, faltaban unos pocos minutos para su ingreso a clases. Le tomo su mano y lo acompaño hacia el ingreso. Comenzamos a hablar, ¿por qué estabas llorando?, ¿cómo te llamas?, ¿qué vas a ser cuando seas grande? Y acá vino la respuesta que me dejó perplejo: No lo sé, señor. Para cuando yo sea grande mi futuro trabajo no existe, no se ha creado aún.

La claridad conceptual, me refirió a la poca importancia que le damos nosotros a la revolución que está viviendo el mundo del trabajo, y cómo será el trabajo del futuro, incluso del de nuestro futuro. Fuentes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aseguran que: hay más de 700 profesiones actuales que ya se sabe que van a desaparecer en los próximos 15 años.

Las normas que gobiernan el mundo laboral están cambiando y mucho más rápido de los que estamos acostumbrados. La revolución tecnológica e industrial en la que estamos sumergidos nos permite entrever que debido al avance de la Inteligencia Artificial los procesos productivos de millones de trabajadores se verán empujados al desempleo.

Millares de aspirantes a futuros empleos, también serán virtualmente inempleables si no se abordan estas tendencias como un desafío público, sindical y privado, por los estados y las diferentes organizaciones.
Un estudio de la Universidad de Oxford sugiere que el 47% de los empleos actuales será reemplazado en su totalidad o en parte por los robots en los próximos 20 años.

Sin embargo, la cuarta revolución industrial es ya una realidad: hoy en día el 61% de las empresas utiliza el Big Data para la toma de decisiones estratégicas (tendencia en alza). Además, el mismo porcentaje considera indispensable innovar radicalmente para la creación de nuevos mercados y seguir creciendo. También aseguran que el retorno de la inversión está prácticamente asegurado: un 77% afirma que los ingresos y beneficios generados por la innovación han arrojado un incremento en los resultados financieros. El 68% de los empresarios estén dispuestos a correr riesgos de pérdidas a la hora de invertir en innovación.

Esta es una situación transversal, y no hay que delegar ésta problemática tan solo en las diferentes organizaciones, esperando de las políticas públicas y de las diferentes instituciones de apoyo, condiciones que impriman una nueva dinámica al empleo.

A cada uno de nosotros se nos hace imperioso, adquirir nuevas habilidades. En la actualidad no sólo se nos juzga por lo más o menos inteligentes que podamos ser ni por nuestra formación o experiencia, sino también por el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás. Éste por nombrar alguno, es un criterio que se aplica cada vez con mayor frecuencia y que acabará determinando entre otras cosas, quién será contratado y quién no.

El sendero del autoconocimiento, es una herramienta vital para conocer nuestras fortalezas y espacios de mejora. Para el mundo del trabajo que viene, es necesario que reflexionemos a diario sobre los diferentes roles que asumimos en cada trabajo, sin perder de vista las expectativas e intereses que juega cada rol en ese empleo.

El motivo de este autoconocimiento es ir detectando si estamos siendo óptimos para el desempeño del puesto que estamos cubriendo. Como así también detectar las herramientas que nos falta para ser cada día más competitivo y agregarle valor a nuestras producciones.

Continuará.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s