E-commerce y Dropshipping como fuente de autoempleo

En los últimos años, cada vez está Internet más presente en la vida de la gente, la cual puede recurrir a hacer algo en la red para ganar un dinero extra.

El crecimiento y auge del Internet, ha generado y generará en el futuro un sinfín de herramientas, recursos, modelos de negocio y oportunidades que pueden y generan millones de dólares o euros al año.

Actualmente nos han bombardeado con el Black Friday, con el CyberMonday, y ahora con la Navidad todo debido al gran auge del E-commerce, es decir la venta por Internet.

En el 2015, el gasto de media de compras en Internet subió un 2%, entre abril y junio de 2016 se registraron alrededor de 69,5 millones de operaciones, es decir un 22,8% respecto al mismo periodo del 2015.
En general según el último estudio realizado (Kelisto.es) los españoles gastarán aproximadamente 24.645 millones euros, un 18,8% más que en 2015

Todo esto se debe al incremento de las personas que cada día más confía en las compras On-Line.

Dentro del E-commerce una actividad que va creciendo es la de muchos usuarios que se autoemplean para conseguir un dinero extra, convirtiéndose en pequeños ciberempresarios mediante el Dropshipping

¿Qué es el Dropshipping?

El Dropsshiping es un tipo de venta al por menor, donde nos convertimos en intermediarios entre el mayorista o fabricante y el cliente. Nosotros no tenemos mercancía, ni  tenemos que empaquetar ni enviar, simplemente cobramos una comisión sobre el precio del mayorista generando así nuestro beneficio.

El ciclo del dropsshiping es sencillo:

  • El Cliente nos compra por adelantado según el precio establecido en nuestra tienda on line, a continuación,
  • Nosotros le compramos al proveedor o dropshipper por adelantado según su precio,
  • El mayorista envía el producto
  • Nuestro cliente recibe su  producto.

¿Qué ventajas tenemos?

  • No arriesgamos en compras de productos, logística o almacenaje
  • Aumento del productos en la tienda on line, al no estar limitados por un almacén físico se pueden vender tantos productos como se deseen
  • Reducción de los precios de envío
  • No hay gastos de personal
  • Mínima inversión

¿Qué desventajas?

  • Márgenes bajos
  • La falta de control sobre el producto
  • Si el proveedor falla la imagen que se daña es la nuestra.

Si un producto es defectuoso es más difícil la devolución. Hay que asegurarse y elegir bien al proveedor

Foto:Photoroyalty – Freepik.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s