Activa tus éxitos

Ha pasado un tiempo y no ves nada que te motive, no logras ver lo que has logrado y lo que vas a conseguir; pulsa el botón de play y seguro podrás recordar que vales mucho y has conseguido más cosas de las que imaginabas.

Es fácil decirlo y nada difícil hacerlo, así que nos ponemos manos a la obra, porque tú lo vales y yo también; todos tenemos algo, te lo voy a enseñar:

Cierra los ojos, ponte en un sitio cómodo, no tiene por qué ser en casa, un lugar donde te sientas a gusto, y cuenta del 10 al 1; hazlo tres veces seguidas respirando profundamente, olvidándote de las cosas que hay a tu alrededor. Y voilá, acuérdate de un momento agradable en el que hayas logrado algo, no importa si material o físico, algo que te haya hecho sentir bien.

Vas a revivir esa situación, como en un sueño, una película en la que puedes hacer la imagen más nítida o subir el volumen. Lo has de vivir como si fuera en este instante; recuerda, revive las sensaciones, los sentimientos que tenias en ese momento.

Quédate con esas sensaciones y cuenta esta vez del 1 al 10 y abre los ojos, estoy viendo tu sonrisa y la mía.

Bien, te has sentido valorado, confías más en ti mismo, las emociones son imprescindibles en nuestro día a día, solo tenemos que saber cómo identificarlas; no temamos al miedo, los enfados, rencores, culpabilidad…, solo nos hacen sentirnos mal, afrontémoslo.

El miedo nos puede indicar que necesitamos que nos tranquilicen y nos ayuden, puede ser un profesional, un amigo, tu pareja, un libro, un vídeo, todo está a nuestro alcance. Hay programas de coaches gratuitos, hay profesionales de la salud, hay multitud de vídeos en internet, que te pueden hacer dar la vuelta a la tortilla.

La ira, la frustración, el rencor, nos anima…… a decir lo que sentimos y si los detectamos, sabremos qué es lo que hemos de cambiar en nuestra vida. Nada es por casualidad, todo lo que nos pasa es por algo, hemos de aceptarnos como somos y si no nos gustamos, cambiarnos, pero primero hemos de aceptar la realidad que nos rodea.

El estar triste, lo veo normal, ya que solo necesitamos consuelo. Un ejemplo muy real: hoy he pensado que hace días que no tengo ninguna entrevista; he mirado una nota de un profesor y me ha cambiado la cara, sólo por las palabras que me ha escrito de ánimo y alentándome a sacar más potencial. No soy amiga de psicólogos, no quiere decir que no los admire, pero me gustaría que no siempre siguieran el mismo patrón y tuvieran una mente más holística, más abierta.  En fin, de esto hablaré otro día.

La confianza y la alegría nos indican que nos gustaría mantenerlas, cogerlas y compartirlas con las demás.

Si te has dado cuenta, no hablo de la felicidad, porque es un sentimiento, un estado que se evapora en un instante y vuelve en otro. No conozco a nadie feliz, unos días estás más contento y otros no, por eso deduzco que es imposible ser siempre feliz, aunque puedes disfrutar de la felicidad cuando lo eres y recordarla para activar tú éxito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s