Mi marca y yo, los primero de la lista

¿En qué soy bueno? y ¿Qué me gusta hacer? son dos preguntas esenciales cuando por nuestra mente pasa la idea de comenzar a crear nuestra propia marca comercial.

Es importante encontrar aquello que nos gusta y en lo que podemos aportar un valor diferencial sobre los demás, pero no solo eso, sino que también hemos de tener en cuenta lo que les gusta a los demás, a nuestros clientes, porque serán ellos los que nos permitirán vivir de nuestra marca.

Nos encontramos en un mundo sobresaturado de productos y servicios, todo lo que te imagines lo tienes a la vuelta de la esquina, y esto hace muy difícil la tarea de que nuestra marca se diferencie del resto. Rooser Reeves utiliza una publicidad racional que trabaja sobre los argumentos, las demostraciones y los testimonios de los consumidores, creando así el concepto Unique Selling Proposition (USP) ¿Qué es lo único en lo que tu producto es diferente? “Busca una cosa que decirle al consumidor que sea única; aunque no lo sea y le venderemos al consumidor que somos únicos en eso”.

¿Qué tienen todos estos slogans en común?

  • “Just Do It” Nike, qué mejor manera de decidirse a hacer ejercicio que haciéndolo.
  • “¿Te gusta conducir? BMW,  vinculado a la libertad, la decisión y el liderazgo.
  • “Impossible is nothing” Adidas, su objetivo es animar a todos a superar nuestros retos personales.

Todos ellos son fáciles de recordar, distinguen y transmiten sentimientos positivos sobre la marca. Algunos de sus productos han crecido con nosotros y se han adentrado en nuestros hogares, llegando no solo a satisfacer una necesidad sino que además, en algunas ocasiones, han provocando en nosotros una recompensa emocional.

A nuestra mente le resulta muy complicado retener la gran cantidad de productos que rodean nuestro día a día.  Por eso en la mente de un consumidor, se llegan a establecer una serie de mapas mentales que ayudan a posicionar cada producto en función de nuestra preferencia. En palabras del gran Andrés Pérez Ortega, experto en estrategia de marca personal, en este mundo en el que nadie es imprescindible, tener una marca personal te ayuda a posicionarte en un lugar privilegiado en la mente de quienes quieras que te tengan en cuenta. Te hace ser percibido como un profesional o una persona singular, única y que aporta unos beneficios claros a tu mercado y a quiénes te rodean.

Nuestro objetivo final es que nos elijan. Pero antes de ser elegido, tienes que elegir tú. Elige a quién quieres y puedes dirigirte, quién es y dónde está tu público objetivo, el que va a dar valor a tu producto y el que finalmente te incluirá dentro de sus mapas mentales como marca favorita, la primera de la lista.    


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s