Por qué todo líder debe conocer la vida de Bruce Lee ?

EMPRENDER

Un aneurisma o un probable síndrome de muerte súbita fue las causa por las que los doctores dieron por muerto a Bruce Lee un 20 de julio de 1973. La leyenda de las artes marciales dejó grandes proyectos incompletos, una familia devastada y a cientos de fanáticos desconcertados, pues el hombre de apenas 32 años era tan saludable que su cuerpo tenía las mismas funciones que un muchacho menor de 20 años.

Él fue quien sentó las bases del Jeet Kune Do, una filosofía que tenía la más pura influencia del Kung Fu. Siempre fue un hombre de espiritual, más que el poder físico, él apostaba por el control de las emociones y la fuerza mental.

Originario de Chinatown, San Francisco, Bruce Lee siempre llevaba un diario con el registro de sus rutinas, a fin de comparar su progreso. Su entrenamiento físico era imparable, pues realizaba ejercicios de calistenia, pesas y bandas elásticas; corría 16 kilómetros diarios; y se mantenía en constante perfeccionamiento de sus golpes o técnicas.

El protagonista de varias películas y una serie de televisión era un gran maestro de las artes marciales, incluso llegó a ganar cada competencia a la que grandes representantes de otras disciplinas lo retaban. Pero ¿por qué un líder tiene que aprender sobre la vida y legado de Bruce Lee?

Nunca dejar de aprender

Él siempre consideró que la fortaleza física siempre dependía de los pensamientos, por esa razón aprendió a entrenar desde los 13 años. A los 18 ingresó a la Universidad de Washington para estudiar Filosofía, carrera por la cual obtuvo también un doctorado

 Buscar la innovación

En su método de enseñanza incluía disciplinas, como el box, esgrima, judo, Muay thai y Tangsudo; sin embargo, el mismo desarrolló el Jeet Kune Do o “camino del puño interceptor”, una disciplina donde involucró sus creencias y aprendizajes. Adaptó las artes orientales y las hizo más comprensibles para un público occidental.

Empoderar a los demás

En la universidad, Bruce realizó varias presentaciones donde demostraba todo lo que había aprendido a lo largo de su vida. Por esta razón comenzó a entrenar a sus compañeros de campus. Poco a poco, un grupo de jóvenes aprendices se fue uniendo a él, aunque es importante aclarar que muchos no terminaban el entrenamiento, pues no podían “seguirle el ritmo” al maestro.

Esparcir conocimiento

Luego de que toda su infancia y adolescencia la pasó en China, regresó a los Estados Unidos para comenzar sus estudios superiores. En aquellos momentos, el arte marcial más popular era el Karate; sin embargo, Lee siempre quiso que el Kung Fu dominara el escenario, por esa razón comenzaron sus entrenamientos y enseñanzas.

Esta práctica era tan tradicional en China que algunos residentes asiáticos en el país norteamericano se molestaron con él por hacerla más “occidental”. Llegaron a amenazarlo e incluso algunos textos señalan que la verdadera causa de la muerte del exponente fue una venganza por dicha acción.

 

Aprender de los grandes

Sus pensamientos también estaban basados en grandes filósofos, como Lao Tsé. Además, en cada desafío al que asistía, pedía al contrincante que le enseñara un poco de su técnica.

Rodéate de quienes comparten tu pasión

Al mismo tiempo que Lee generó rivalidades, se llenó de muchos amigos. Uno de ellos era el afamado Chuck Norris, con quien realizó El Regreso del Dragón, donde se pudo observar la que muchos consideran “la pelea del siglo”. También mantuvo relación cordial con directores de cine, Mike Tyson y Steve McQueen, entre otros; sin mencionar a Taky Kimura, su eterno amigo, y Dan Inosanto, portador de su legado.

lo largo de su vida, siempre se relacionó con mujeres que nunca se sintieron identificadas con su modo de vida. Fue hasta sus años universitarios que conoció a Linda Cadwell, una mujer estadounidense que siempre estuvo a su lado en los momentos de combate y filmación de películas. Ella también compartía el amor por las artes marciales.

Buscar un legado

Dan Inosanto es uno de los herederos legales del Jeet Kune Do. Cuando este hombre vio las habilidades de Bruce Lee le pidió ser su alumno y poco después lo certificó como el primer instructor de la técnica. Luego de la muerte de su maestro abrió varios centros donde continuó con el legado. Hasta la fecha continúa dando clases y siendo asesor de otros actores.

 

Fuente: mundoejecutivo.com.mx


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s